Donde viven los caracoles

Caracol es como llamamos comúnmente a los moluscos gasterópodos provistos de una concha espiral. Cuando hablamos de caracol hemos de diferenciar entre los caracoles marinos (a veces denominados caracolas), los dulceacuícolas y los terrestres. El caracol es muy apreciado por el hombre, tanto para la colección de sus conchas como por motivos gastronómicos.

Los caracoles acuáticos, como su nombre indica, viven tanto en el agua dulce de ríos y lagos (la clase dulceacuícola) como en el mar. Por otro lado los caracoles terrestres son abundantes y se encuentran en hábitats muy diferentes: viven en sitios tan dispares como zonas desérticas y zonas montañosas, por lo que es imposible señalar un hogar común.

Aunque existen especies que viven en sitios extremos como zonas frías y lugares muy calientes, lo normal es que los caracoles vivan en lugares más bien templados. Los primeros aprovechan su concha para refugiarse de las inclemencias del tiempo, mientras que las demás especies prefieren lugares húmedos con temperaturas no muy elevadas pero tampoco muy bajas.

Es importante recordar que los caracoles no viven siempre en el mismo lugar. Dado que llevan su casa a la espalda pueden moverse hacia cualquier lugar que consideren más cómodo para desarrollar su vida. Una vez encuentren su destino, saldrán de sus conchas para buscar comida. Sobre todo después de la lluvia, cuando más disfrutan sacando sus cuernos al Sol.

Si las condiciones no son las adecuadas, los caracoles acostumbran a buscar espacios frescos, pero siempre resguardados de la luz directa del Sol y cualquier otra inclemencia del clima. Cuando esto ocurre es frecuente encontrar caracoles bajo grandes piedras, grietas en rocas o debajo de hojas de plantas. En caso de que las condiciones no mejoren, los caracoles hibernan, esperando tiempos y climas más propicios.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 08/02/2013