Cómo actúa el jabón de lavar

El jabón para manos se usa diariamente para prevenir las infecciones y para eliminar las bacterias de las manos. El jabón para manos es importante porque no sólo previene las enfermedades, además mantiene las manos limpias, lo cual limita la difusión de gérmenes a otras personas.

Los babilonios ya hacían su propio jabón alrededor del 2800 a. C., y los fenicios conocían el jabón alrededor del 600 a. C. El jabón no siempre fue usado para el aseo. El jabón era usado por los doctores para curar enfermedades. En algún momento, el jabón se usó para lavar y con la intención de tratar algunas enfermedades de la piel. Como resultado, se desarrolló el jabón para manos.

Por otra parte, el jabón para lavar es el primer detergente de uso rudo hecho por el hombre. Antes de su invención, la gente usaba barras de jabón para lavar sus ropas; estas barras limpiaban insuficientemente, disminuían los colores y hacían que las telas blancas lucieran grises.

El jabón para lavar se introdujo justo después de la Segunda Guerra Mundial, pasó por una etapa de desarrollo, que abarca la gran depresión y la escasez de materia prima durante la Segunda Guerra Mundial. Fue el primer jabón sintético que no usaba los ingredientes tradicionales con los que se elaboraba de jabón.

El jabón para lavar o detergente consiste de tres partes de trifosfato de sodio y una parte de sulfato de alquilo. Es un jabón sintético que David Byerly, quien trabajó para Proctor & Gamble, desarrolló a través de los años de los 30 y los primeros años de los 40, llevando su producto a patentar en 1935.

El sulfato de alquilo en el jabón para lavar ayuda a limpiar la ropa, y el trifosfato de sodio ayuda a mantener las ropas con una textura suave.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Biologia
Ultima modificación: 01/14/2013