Cuál es la diferencia entre la mialgia y artralgia

El padecimiento conocido como artralgia se refiere al dolor persistente en una o más articulaciones del cuerpo, las cuales se ubican en las uniones entre los huesos y se dividen en diferentes clasificaciones como por ejemplo la sinartrosis, que no se mueve y la diartrosis, que es la de mayor movilidad entre todas.

La aparición de la artralgia puede tener disímiles orígenes. Las causas traumáticas más comunes consisten en las torceduras y esguinces, bursitis, tendinitis, enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoidea y las fracturas óseas, mientras que las causas infecciosas provienen de afectaciones como la influenza, la mononucleosis y las paperas. No debe olvidarse que también existe la posibilidad de desarrollar una artralgia sin ningún motivo aparente y de forma imprevista.

Entre los principales factores de riesgo para la aparición de artralgia, figuran el sobrepeso, la edad avanzada y el sometimiento a un uso excesivo de la articulación. El primer paso para el tratamiento de esta dolencia debe ser la visita al médico para que diagnostique la dolencia, luego puede proceder a la ingestión de medicamentos que van desde antiinflamatorios hasta antibióticos, si se trata de artralgia por causas infecciosas. La intervención quirúrgica para reemplazar la articulación o la fisioterapia supervisada entran también dentro de las posibles acciones curativas.

La mialgia, por otro lado, significa un dolor muscular agudo y persistente que se encuentra entre los síntomas posibles de muchos padecimientos, pero que también puede tratarse solamente de una sobreexposición del propio músculo al esfuerzo físico. Su origen es posible ubicarlo en factores como el estrés y distensiones musculares.

Para el tratamiento de la mialgia se aconseja mucho descanso, compresas de agua fría o agua caliente, masajear la parte afectada con aceite de mostaza tibio, sesiones de acupuntura y sobre todo visitar a un fisioterapeuta para que le indique qué medidas tomar para curar su mialgia. Entre los medicamentos más efectivos para la atención a esta dolencia están el acetaminofén y el ibuprofeno.

Es importante la atención temprana a este tipo de padecimientos pues pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo: cuello, espalda, piernas. Lo mejor es estar preparados para enfrentarla.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Medicina
Ultima modificación: 10/28/2013