Como pintar sobre cerámica

La cerámica precolombina se pinta con tierra de colores. En general, para otros tipos de cerámicas o porcelanas se utiliza pintura aerifica. Pueden mezclarse dos tipos de pinturas que den a la superficie una textura áspera. También se pueden mezclar pigmentos con Paraliod 72 disuelto en Toloul o acetona, en proporción 20 gr por 200 mi de acetona. Yo uso mucho la pintura Rembrandt y Plaka Lack de Pelikan que disuelvo en agua, ambos productos fáciles de obtener en el mercado nacional.

Una vez seca la pintura, si necesito darle una superficie brillante a la pieza aplico barniz para óleos de Rembrandt o Winsor-Newton. La pintura se mezcla sobre un azulejo o un vasito de vidrio, luego se aplica con un pincel de buena calidad. El pincel es importante porque los de mala calidad rápidamente comienzan a perder los pelos, existiendo la posibilidad que se desprenda en la mitad de los retoques y tenga que eliminarlos antes de seguir. No trate de sacarlo con el dedo pues sólo conseguirá dejar la marca de su uña sobre la superficie.

intar no es tan fácil como usualmente se cree. Con frecuencia es difícil dar con el tono exacto y usted deberá armarse de paciencia para lograrlo. Por cierto es cosa de práctica, y usted aprenderá que el blanco de la etiqueta del tubo nunca será igual al blanco real que quedará en la superficie de su objeto; siempre será preciso agregarle una pizca de verde, azul. café, gris o rojo.

Primero se da una capa inicial con un poco de blanco, la que se deja secar. Después se da la segunda capa con el color exacto. A veces se necesita dar una tercera capa. Es esencia! pintar con luz de día porque las fuentes luminosas distorsionan el color. Siempre se trabaja con un color, deje secar y luego siga con otro color. Si necesita hacer muchos detalles, conviene utilizar una lupa de 5 aumentos para poder trabajar con más facilidad y no cansar la vista. Es muy importante que logre el tono exacto porque en caso contrario la restauración saltará a la vista. Después de pintar hay que limpiar inmediatamente (antes que se sequen) los pinceles, azulejos y vasitos de vidrio con sustancias como acetona, trementina o agua.

Después de pintar, si es necesario, se aplica un dorado. Recomendable es el dorado americano Treasure que se puede aplicar con el dedo. También son buenas las láminas de oro africano que se aplican mediante un pincel siguiendo las instrucciones del envase.

Otro sistema para pintares utilizar un aerógrafo que. por efecto del aire comprimido, arroja pintura pulverizada en forma de neblina fina. Esta técnica es muy útil para superficies grandes, pero cuando hay mucho diseño sirve sólo para la base, debiendo pintarse el dibujo con un pincel. Hay que trabajar con mucha precisión en las superficies pequeñas, cuidando de no pintar sobre la pintura original. Al pintar con aerógrafo no se notan las grietas entre trozos pegados, lo que es muy bueno para la restauración. Sin embargo, el aerógrafo es un instrumento difícil de usar y se requiere practicar mucho: esto lo digo por experiencia propia. Lo ideal es que le enseñe otra persona puesto que es muy difícil aprender por el manual. Con el tiempo aprenderá a preparar los colores: si los hace demasiado aguados, la pintura sale, pero deja una aureola sobre la superficie del objeto; y si la hace demasiado espesa no saldrá del instrumento. Después de trabajar, desarme la pistola completamente y déjela remojar dentro de un balde con disolvente para que se limpie bien, se seca y se vuelve a armar y se guarda (no la deje por ahí sin armar porque tiene piezas muy pequeñas que desaparecen con facilidad, como gomas). Ocurre a menudo que la pistola se tapa con una pequeña mugre, por eso debe limpiarse periódicamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ceramica
Ultima modificación: 06/22/2012