Cómo preparar la madera antes de pintar

Antes de comenzar a realizar un trabajo sobre madera se le debe de acondicionar para darle la textura necesaria, ya sea que ésta sea virgen, natural, lavada, barnizada o pintada; dependiendo del estado en el que se encuentre será el método a seguir para comenzar el trabajo. Los tres métodos más comunes para el acondicionamiento de la madera son: el pulverizado, el lavado y el lijado.

  • Pulverizado. El pulverizado se trata de una técnica de limpieza a presión, para llevarse a cabo se utiliza una pistola o una manguera que dispare material abrasivo capaz de eliminar capaz de pintura, pegamento, barnices, etc., sobre una superficie de madera sin dañarla. Existe una gran diversidad de materiales de diferentes precios para llevar a cabo la pulverización, el material que se utilice dependerá de la cantidad que se piense invertir en la limpieza de la madera y del material que se esté eliminando. Al terminar el pulverizado se debe de limpiar la madera con agua para eliminar los trozos de material sobre ésta.
  • Cepillado. Cuando se trata de una superficie firme adherida a una pared, al techo o el piso, el método más recomendado es el cepillado. El cepillo que se utiliza para llevar a cabo este trabajo es una herramienta con cerdas de metal delgado, poco separadas y cuenta con un mango ergonómico que permite tallar con precisión y tiene la fuerza necesaria para retirar delgadas capas de material como pintura y barniz sin dañar la superficie.
  • Lijado. Sin importar qué método se utilice para acondicionar la madera, el último paso es el lijado, éste se lleva a cabo con una lija delgada de manera manual o automática, este último paso le dará a la madera la suavidad necesaria para comenzar a trabajar sobre ella.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Construccion
Ultima modificación: 10/02/2013