Cenicerón con Inmortales

Precioso recipiente de latón con asas de cerámica, antiguamente empleado para recoger cenizas. decorado con inmortales y eucalipto glicerinado.

Materiales y Herramientas

  • Estereofón
  • Tijeras de florista
  • Inmortales
  • Eucalipto glicerinado
  • Setas de castaño
  • Musgo

Instrucciones

Sobre una base de estereofón cubierta con musgo. hemos dispuesto como flor seca más importante y abundante las inmortales de tono rosado y con su tallo original, pues de esta manera la composición será más airosa y a la vez aportará al centro una nota de eolor tenue muy combinable. A ella uniremos el eucalipto glicerinado, planta airosa y dúctil por la sensación de movimiento que nos da.
Por último, daremos un toque nuevo y poco usado con las setas de castaño, abedul…, según en los troncos donde aparezca.
las inmortales son unas plantas muy conocidas y usadas en la decoración de flor seca. Planta anual de muy diferentes colores y dimensiones. Tiene el tallo estrecho y sumamente quebradizo. En ciertas ocasiones, se dejará que la flor se seque por completo para luego cortarla y usarla con su propio rallo; pero, en otras ocasiones, podemos cortarla aún fresca, proporcionándola un falso tallo.
Son también flores aptas para el teñido; así pues, podemos encontradas en una amplia gama. desde el blanco hasta el morado más intenso. Son plantas amantes del sol y de fácil cultivo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Flores Secas
Ultima modificación: 06/22/2012