Cómo decorar una cuna de madera

Cuna de madera antigua de gran capacidad, que decoraremos con elementos florales fáciles de encontrar en el campo.

Materiales y Herramientas

  • Enebro
  • Encina
  • Uva de gato
  • Espigas de trigo
  • Sabina negral

Instrucciones

  1. Para la base de la composición, utilizaremos enebros en tonos pardos y cobrizos, y encina de los mismos tonos o semejantes. Estos dos arbustos, frecuentes en multitud de paisajes, además de una excelente base, nos darán una gama de colores altamente coloristas.
  2. Vamos rellenando, a continuación, los huecos con los diferentes elementos florales, empezando por la uva de gato, planta delicada y grácil, teñida en color cobrizo, para igualar en lo posible con los elementos florales que nos han servido de base, y de tono verde musgo como contrapunto.
  3. Al querer hacer una composición rústica, introduciremos espigas de trigo en un suave tono beige, finalizando con un ramo de sabina negral, las cuales darán un intenso aroma a toda la composición. Como arbusto dominante nos encontraremos con el enebro, arbusto de madera fuerte, de color rojizo y muy aromático.
  4. Son de porte elegante gracias a sus largas ramas, a veces ligeramente colgantes, otras veces casi rastreras, con hojas de forma aciculada y de color plateado grisáceo. La especie que nos ocupa (sabina) es muy apreciada en la fabricación de muebles por su recia madera y olor intenso.
  5. Cuando adquiera tonos pardos o cobrizos será el color adecuado para la composición floral, teniendo una gama tan variada, que podemos usarla con excelentes resultados.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Flores Secas
Ultima modificación: 06/22/2012