Cómo lijar ventanas de madera

Una de las labores de mantenimiento que debemos realizar en nuestra vivienda con normalidad suele ser el lijado de las ventanas de madera ya que están expuestas a la intemperie y al sol por lo que cada año es recomendable darles un lijado y una mano de barniz.

Para esta manualidad necesitaremos:

  • Lijas
  • Paño o trapo
  • Pincel o brocha
  • Barniz

Debido a la localización y situación de las ventanas para trabajar lo más cómodamente posible las descolgaremos y las emplazaremos sobre una superficie amplia y lisa.

Una vez que tengamos descolgadas las ventanas y colocadas en la superficie de trabajo procedemos a limpiar la madera con un producto jabonoso para madera como primera medida de tratamiento.

Después de tener limpia la ventana procederemos a lijar la ventada. Esta operación la realizaremos con cada una de las ventanas que tengamos. Con el primer lijado podremos detectar el estado de conservación de las mismas.

En caso de detectar alguna grieta intentaremos repararla con un lijado y en caso de ser más profundo procederemos a usar masilla de carpintero para tapar la grieta. Esta masilla la aplicaremos en todas las grietas que veamos, una vez seca volveremos a lijar.

Al tener todas las ventanas lijadas y reparadas procederemos a darles la mano de barniz usando una brocha para acceder a todos los rincones de nuestra ventana. Una vez transcurrido el tiempo de secado pasaremos la lija por la superficie para igualarla. Después limpiaremos con el paño o trapo el polvo y daremos a nuestras ventanas una segunda mano de barniz para que adquieran el mismo aspecto que tenían el primer día.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Madera
Ultima modificación: 07/17/2012