Cómo quitar el barniz de las puertas y rebarnizar

Si disponemos en nuestra vivienda de una puerta de madera vieja barnizada tú mismo puedes hacer que adquiera un aspecto nuevo de una manera muy fácil.

Necesitaremos:

  • Lana de acero
  • Cepillo de alambre
  • Lijas
  • Decapador
  • Espátula
  • Trapo
  • Impregnante para madera (protector)
  • Barniz.

Dado que es una manualidad que lleva tiempo le aconsejamos que descuelgue la puerta y la ponga sobre una superficie plana en la que pueda trabajar cómodamente. Puede servirse de dos caballetes donde apoyarla.

El primer paso que deberemos dar con nuestra puerta será el retirar todo el barniz antiguo. Para esta labor usaremos el decapador y la espátula. Iremos calentando la superficie y retirando el barniz viejo. Una vez tengamos todo el barniz viejo quitado lijaremos toda la superficie de nuestra puerta para igualarla y detectar en ella cualquier posible desperfecto. En caso de encontrarnos con alguna grieta aplicaremos un poco de masilla de carpintero. Una vez seca la masilla daremos una pasada suave con la lija para disimular el desperfecto o la pequeña grieta. Después de haber realizado esto procederemos a limpiar toda la superficie de nuestra puerta antes de pasar al siguiente paso.

El siguiente paso, una vez limpia la puerta, será aplicar una capa de impregnante para madera. Este impregnante nos ayudara a proteger nuestra puerta. Una vez transcurrido el tiempo de secado que nos indique el fabricante daremos la capa de barniz. Es importante a la hora de aplicar el barniz seguir el sentido de la beta de la madera.

Una vez seco el barniz podremos volver a colocar la puerta en su lugar. Nuestra puerta estará ahora totalmente reparada habiendo seguido unos pasos muy sencillos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Pintura
Ultima modificación: 07/17/2012