Almohadones decorados

La gran parte de los elementos que decoran nuestra casa pueden ser modificados por nosotros mismos para darle nuestro toque personal. En esta ocasión os traemos una manualidad que te encantará si no eres muy fan de la aguja y de los hilos.

En esta manualidad os enseñaremos una forma muy práctica y rápida de decorar vuestros almohadones y lo mejor de todo sin tener que coser.

Para decorar nuestro almohadón y darle nuestro toque personal hemos escogido un motivo geométrico de líneas negras pero vosotros podéis elegir cualquier otro motivo que os guste como por ejemplo un motivo con letras para ponerle al almohadón vuestro nombre.

Para decorar los almohadones necesitaremos:

  • La plantilla con el motivo.
  • Disolvente.
  • Pincel muy fino
  • Barniz al agua.
  • Cinta adhesiva.

En primer lugar imprimiremos el motivo en un folio y elegiremos la forma que ocupara en el almohadón así como las veces que lo repetiremos. A continuación, sujetaremos el derecho de nuestro diseño sobre el tejido del almohadón. Acto seguido con un paño humedecido en disolvente frotaremos sobre el papel humedeciéndolo. De esta forma conseguiremos que el motivo se pase al tejido. Una vez que nos hemos asegurado que el motivo se ha pasado a la tela retiraremos el papel y el adhesivo. Dejaremos que la tela se seque y una vez que este seca usaremos el pincel para contornear y perfilar el motivo. Una vez hecho este paso dejaremos otra vez que la tele se seque y por último protegeremos la superficie con barniz al agua para proteger la pintura para que no salte ni se desprenda cuando limpiemos nuestros almohadones.

Esperamos que esta manualidad os haya gustado y que podáis a partir de la misma sacar vuestras propias ideas para decorar vuestros almohadones.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tela
Ultima modificación: 07/17/2012