Cinco debilidades profesionales

Hay características en la personalidad de cada persona que bajo ciertas circunstancias pueden ser debilidades pero en otras condiciones pueden no serlo tanto y parecer fortalezas. Es subjetivo el definir las debilidades en las personas dentro de un trabajo pero hay algunas características que generalmente no son benéficas en el desarrollo profesional.

La poca comunicación puede ser un factor que impida el flujo de ideas dentro de un equipo de trabajo para el desarrollo de una tarea o interfiera en el logro de metas. Siempre es muy positivo el propiciar una comunicación fluida y constante.

La falta de asertividad también se relaciona con lo anteriormente dicho. Quizás la comunicación sea fluida y constante pero la asertividad del mensaje no es contundente. Se debe proporcionar un mensaje claro, simple y definitivo.

Un individuo perfeccionista generalmente no es un integrante ejemplar en una empresa donde los resultados de las tareas tienen que ser constantes, rápidos y positivos. Aquél que es perfeccionista es una persona que necesita tiempo para llevar a cabo con excelencia sus tareas, generalmente es una persona que se equivoca y repite el proceso hasta tener los mejores resultados. Lamentablemente los procesos sistematizados y reglamentados dentro de las empresas prescinden de las personas perfeccionistas.

El trabajo bajo presión es casi una constante en las empresas. Una característica profesional muy importante es saber lidiar con los contratiempos, las adversidades, las fallas de las personas integrantes de un equipo de trabajo que influyen en la deficiencia de los procesos de producción o de generación de ideas y contrarrestar sus efectos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Administracion
Ultima modificación: 07/31/2012