Pasos a seguir para cambiar la titularidad de los préstamos

Si nos vemos en la situación de tener que cambiar la titularidad de un préstamo, debemos saber que tendremos que superar primero una fase de estudio en la que la entidad analizará la viabilidad de dicha operación. Muchos especialistas indican que es conveniente contar con el asesoramiento de un abogado especializado en estos temas para evitar abusos o que nos denieguen de forma injusta la operación.

Una de las fórmulas más empleado por los bancos a la hora de ejecutar un cambio de titular de un préstamo es la de extinguir el primer préstamo y suscribir uno nuevo por la cantidad restante a nombre del nuevo titular. Evidentemente, las condiciones del mismo pueden variar, y se adaptarán a las circunstancias de la persona que lo suscribe en caso de que no cumpla las condiciones exigidas en el contrato anterior.

Otra posibilidad es realizar un condominio o compraventa, que es una fórmula por la que uno de los titulares se desvincula del pago cuando dos o más personas comparten un préstamo. El caso más sencillo y habitual es el del matrimonio que se separa y uno decide hacerse cargo del préstamo hipotecario. Para ello debe realizarse una compraventa, que consiste en tasar nuevamente la casa, liquidar la parte correspondiente al que abandona el préstamo y asumir la nueva cantidad el titular único.

La subrogación es un procedimiento de cambio de titulares en el que se realiza el cambio de entidad financiera, generalmente como respuesta a la búsqueda de mejores condiciones para la hipoteca.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013