Los efectos negativos para una pareja de la televisión en el dormitorio

Las consecuencias de tener un televisor en la recámara de un niño siempre son discutidas, se sabe que pueden causar problemas en su comportamiento, en su desempeño escolar, puede causar deficiencias de atención y hasta daños a su salud por el hábito que forman a sedentarizar y a su visión. Sin embargo poco se menciona de los efectos que el televisor puede causar en una pareja adulta al tenerlo en la recámara.

La luz azul aumenta los niveles de producción de melatonina en el cuerpo y esta hormona es llamada la hormona del sueño. Durante el día, la luz azul del ambiente es la que nos provoca el permanecer despiertos por la estimulación de la producción de melatonina, y su ausencia por las noches nos permite descansar teniendo un sueño reparador y sin ininterrupciones al disminuir los niveles de producción de dicha hormona. Los televisores emiten luz azul, y por ello es común el tener episodios de insomnio cuando se mira la televisión en la recámara.

Tal como en el caso de los niños, mientras más televisión se vea, menos actividad física se desarrolla. Y el exceso de horas frente a un televisor puede conducir a problemas en la salud como el sobrepeso y las consecuencias de ello, principalmente si se acostumbra comer refrigerios mientras se observa la televisión; así mismo puede desencadenar problemas en la visión y en la salud de los ojos.

Los efectos negativos pueden ser notorios hasta en la vida sexual de la pareja. Hay estudios que demuestran que las parejas que miran televisión en el dormitorio suelen tener la mitad menos de actividad sexual que las parejas que no tienen televisor en su recámara. Por factores como la distracción de un impulso sexual o la supresión de dicho impulso debido a los contenidos en lo programas de televisión, como la violencia y el suspenso.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Parejas
Ultima modificación: 07/31/2012