Cómo vestir a nuestro hijo para ir a la guardería

Al ingresar a la guardería los niños sufren un cambio total de hábitos, ya que por algunas horas abandonan la comodidad del hogar y la protección de la mamá y el papá, para adentrarse a un mundo con nuevos horarios, nuevos lugares y varios compañeros con los que compartirá juguetes y alimentos. Por estas razones, hacerle lo más cómoda esta experiencia es muy importante. Llevarlo a este lugar con ropa cómoda pero que cumpla con los requisitos que exige la institución es algo que se ve involucrado.

En el caso del niño que aún no tiene la capacidad de avisar cuando deba ir al baño, es recomendable vestirlo con pantalones holgados y cinturones elásticos, al igual que calzado sin cordones, que faciliten a los instructores el cambio de pañales. En el caso de niños más grandes, que usan pañal pero ya han aprendido a usar el sanitario, es aconsejable que acudan con pantalones deportivos y faldas para las niñas, esto les hará mucho más fácil el momento de utilizar el sanitario.

Es importante que en el bolso del niño, lleve un juego completo de ropa para poder cambiarlo en caso de ser necesario, pues hay que tomar en cuenta que seguramente estará varias horas corriendo y arrastrándose por el suelo con sus juguetes y el resto de sus compañeros, así que es casi imposible que se mantenga limpio todo el día.

La mayoría de las instituciones tienen un reglamento estricto y especifico sobre las prendas que pueden ser usadas y las que no; la mayoría de ellas prohíben los cierres metálicos, ya que llegan a ser peligrosos, y la ropa con demasiados botones. Se pide que la ropa sea cómoda y del color que le agrade al niño, de este modo el niño se mantendrá más tranquilo al no sufrir la incomodidad de un vestido o un traje ajustado.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013