Principales características de los textos informativos

Estos textos dan a conocer la realidad de cómo ocurrieron hechos de manera objetiva, transmitiendo al receptor conocimiento e información verídica. Este tipo de textos utiliza un lenguaje denotativo con un solo significando, evitando expresiones emotivas, estéticas o afectivas.

La objetividad en este tipo de textos es fundamental, siendo la divulgación de información su primordial objetivo. Está organizado con coherencia y lógica, poniendo atención en el uso de las palabras y la relación entre ellas. Este tipo de textos posee una introducción breve, un desarrollo largo o coherente y una conclusión breve.

Tomando en cuenta estos aspectos, se pueden crear textos informativos como revistas, avisos publicitarios, avisos, anuncios, reportajes, convocatorias, biografías, artículos de enciclopedias, monografías científicas, etc. Por lo tanto un texto informativo debe ser claramente entendido por cualquier lector. Todo texto informativo, ya sea oral o escrito, debe tener un lenguaje muy claro, además de ir acompañado de referencias y datos como citas y fechas históricas.

Para poder escribir un texto científico se toman cuatro puntos importantes, éstos son:

1. Seleccionar cuidadosamente el tema del que se quiere hablar, asegurándose de tener conocimiento sobre él.

2. Una vez que se tienen todas las referencias, organizar la información del tema en orden cronológico o de importancia.

3. Desarrollar el texto tomando en cuenta un lenguaje claro e ideas coherentes que puedan ser comprendidas por cualquier lector sin perder la lógica él texto.

4. Asignarle un título adecuado, corto y sugerente para llamar la atención del lector.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013