Quiénes eran los burgueses

El termino su utiliza de forma general para identificar a la clase social media que srugía en las ciudades bajomedievales de la Europa occidental. Estas personas se caracterizaban por no ser ni señores feudales ni siervos. Tampoco pertenecían a los estamentos privilegiados como la nobleza, el clero o el campesinado.

Los burgueses eran en su mayoría artesanos, mercaderes o se dedicaban a la realización de las denominadas profesiones libres. Su proliferación se debió a que no se sujetaban a la jurisdicción feudal lo que hacía que las ciudades tuvieran cierta libertad para regirse y autogobernarse. Esto es lo que se produjo en las famosas ciudades-estado italianas, donde los más importantes ciudadanos regían la ciudad por medio de un patriciado urbano en el que se mezclaban con la nobleza. Algunas familias burguesas terminaron convirtiéndose en familias nobles como fue el caso de los Médici o los Borgia.

Impulsada por el capitalismo la burguesía prosperó y fue protagonizando cada vez más fuerza social hasta convertirse en un sector muy influyente en el Antiguo Régimen. Con el descubrimiento de nuevos territorios y la sucesiva expansión europea propulsada por el mercantilismo se dio lugar paso a la burguesía industrial durante la revolución industrial.

Los burgueses fueron abandonando poco a poco sus ideales originarios y fijaron sus objetivos en un ambicioso programa político, social y económico como consecuencia de su importancia dentro de la sociedad y de ser la clase dominante en la sociedad. Así, los burgueses querían la división de poderes en el Estado de derecho junto con amplias libertades civiles (libertad de expresión, de trabajo, económica…) y la movilidad social, es decir, poder ascender en la escala social por razón de sus méritos personales y no por su origen.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Historia
Ultima modificación: 08/02/2013