Cómo usar correctamente el aire acondicionado del coche

Las temperaturas extremas que nuestro planeta viene experimentando con inviernos realmente crudos y veranos sofocantes han provocado una revolución en las automotrices de todo el mundo. Actualmente por la gran demanda mundial, un alto porcentaje de los coches incorporan el aire acondicionado como uno de los elementos básicos y cualquiera puede acceder hoy en día a un vehículo con esta prestación. Ahora bien, sabemos cómo usar correctamente el aire acondicionado del coche? Seguramente pensemos que sí, pero para lograr la máxima eficiencia existen algunos trucos que nos ayudarán, se los contamos a continuación.

Los expertos en el tema afirman que una temperatura ideal para el manejo debería oscilar entre los 19 y 24 grados centígrados y para lograrlo debemos conocer bien nuestro coche para no exigir de más al motor y conseguir la máxima eficiencia. Se calcula que por cada hora que se circule a velocidad crucero, el aire consume entre 500 y 1000 cc de combustible más por lo que si no podemos lograr esa temperatura en un nivel constante estaremos gastando probablemente más. En el caso del verano, pues el calor se acumula dentro el coche y al momento de subir y antes de encender el aire acondicionado, es recomendable ventilarlo y sacar ese aire caliente, luego de lograrlo hay que cerrar las ventanillas y en ese momento encenderlo. El coche debe estar completamente cerrado al momento que tengamos encendido el aire y si deseamos bajar o subir la temperatura suavemente pues podemos ponerlo en modo ventilador.

Es necesario detectar posibles obstrucciones en las salidas o entradas de aire que se utiliza para el aire acondicionado. Las salidas están regularmente en el parabrisas y sirve para desempañar, tambien en el piso, en los asientos y demás. La orientación de las rejillas es también muy importante para que el aire llegue a todo el coche y evitando de este modo que la corriente de aire llegue de forma directa a quienes lo ocupan. Revisar regularmente el condensador, el radiador y el gas nos ayudarán también a que sea más eficiente. Existen un par de tareas de mantenimiento que nos llevarán a que el equipo funcione de manera correcta siempre, una de ellas es encenderlo un par de veces al mes mínimo durante un par de minutos de manera que la lubricación de este se realice de forma normal haciendo que el aceite circule por los ductos y no se resequen.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Autos
Ultima modificación: 07/17/2012