Cómo agarrar el palo para jugar al golf

En un deporte como el golf, en el que la precisión es un aspecto fundamental para tener éxito, es importante que domines las bases antes de avanzar. La clave de un buen golpe suele estar en un agarre correcto del palo o bastón, como también se le conoce. A continuación te comentamos algunos consejos que te ayudarán a tener un agarre correcto y natural, de manera que no sufra cambios cuando vayas a ejecutar el golpe. Ten en cuenta que los consejos se han redactado pensando en los jugadores derechos.

Hay quienes aconsejan colocar el palo al frente del jugador, apoyado en el piso y ligeramente inclinado. La inclinación dependerá de la longitud del palo y de la altura del jugador, el mango debe quedar un poco por debajo de la cintura del jugador, de manera que los brazos queden extendidos. Se debe colocar la mano izquierda en la parte superior del mango y la mano derecha debajo de ésta, sujetando el palo como si se le estuviera dando la mano a alguien y dejando los pulgares extendidos sobre el mango.

Otra forma de aprender a sujetar correctamente el palo de golf tiene un comienzo un poco diferente. El primer paso es colocar el palo paralelo a la pierna izquierda y sujetarlo por el mango con la muñeca izquierda girada ligeramente hacia adentro, de manera que el pulgar quede recto y apoyado completamente sobre el mango, apuntando hacia el extremo. Luego, coloca la mano derecha debajo de la izquierda y colócala como hiciste con la izquierda.

Cualquiera de los métodos que consideres el más adecuado para practicar el agarre, es importante que sea uno que te permita mantenerlo durante todo el swing. Otro punto importante a tener en cuenta es la fuerza con la que sostengas el palo. La presión debe ser la adecuada, ni tan fuerte que impida el movimiento, ni tan suelta que impida tener el control del palo. Uno de los tips que comparten algunos golfistas es que la presión debe ser como la que utilizarías para apretar un tubo de pasta dental sin que se salga el contenido. O quizás otro un poco más poético, que sugiere que debes calcular la presión del agarre como si estuvieras sosteniendo a un pájaro. No debe ser tanta que acabes por matarlo, ni tan poca que se pueda escapar de tus manos.

En todo caso, como todo lo demás en el golf, el agarre correcto es algo que deberás practicar varias veces antes de dominarlo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 07/19/2012