Cómo hacer garras de wolverine

En más de una ocasión, alguno de nosotros hubiera deseado unas buenas garras como las de Lobezno.

Aquí presentamos la forma de conseguir tener unas, a partir de material inocuo y totalmente inofensivas, aunque con una gran apariencia final.

Las realizaremos con cartón y papel, auxiliados por cola blanca y otros adhesivos para unir las diferentes partes de nuestras garras. El anclaje a mano, muñeca y brazo lo haremos con cintas o correas.

En primer lugar, dibujaremos el perfil de cada una de las hojas de cuchilla sobre una hoja de papel. Podemos dibujar sólo una y repetirla sobre un cartón grueso para que sean todas iguales. El mayor espesor o densidad del cartón es decisivo para que no se nos doblen o rompan las garras durante la manipulación o montaje. Una vez hayamos dibujado las garras, recortamos el cartón y lo cubrimos con varias capas de papel cortado en tiras y empapado en una mezcla de cola blanca y agua. Al secarse, endurecerá y permitirá que sean más resistentes. Para conseguir un mejor aspecto, recuerda que la sección de las cuchillas es más gruesa en la parte superior que en la inferior.

El soporte de las garras lo haremos con una tira de cartón de doble espesor, donde realizaremos cuatro hendiduras en las que pegaremos las cuchillas con cianoacrilato o pegamento instantáneo. Podemos recubrir las uniones, una vez secas, con la misma pasta de papel y cola y dejarlo secar. A continuación le añadimos los anclajes para asegurarlas a nuestro brazo.

El toque final podemos darlo con una pintura metalizada en aerosol, matizando con negro la zona del filo para que parezcan más realistas.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012