Cómo hacer tu propio disfraz de mimo

Uno de los disfraces que puedes usar con muy pocos materiales y aprovechando las prendas de vestir que tengas en el fondo de tu armario es el de mimo. Existen diferentes versiones para realizar este disfraz pero todas ellas tienen elementos en común. Si te va atrayendo la idea y deseas saber cómo hacer tu propio disfraz de mimo te invitamos a que sigas leyendo nuestro artículo.

La base que tienen en común todos los disfraces de mimo es el maquillaje. Este se caracteriza por usar una base blanca en toda la cara. Para aplicar el maquillaje utiliza una esponja para ofrecer un aspecto uniforme. Presta especial atención a los bordes pues debe parecer que lleves una máscara. Una vez tengas aplicada la base blanca utiliza un pintalabios de color rojo intenso para la boca. Puedes aplicar el pintalabios utilizando un pincel para delinearlos. Esto resaltará la boca y por tanto la expresividad de la cara. Aún nos faltará maquillar las cejas, para estas utiliza un lápiz de sombras negro para resaltarlas por encima de la base de maquillaje blanca. Por último, utiliza una sombra de ojos negra para maquillar los párpados. Puedes utilizar el mismo lápiz de color negro para dibujar algún motivo en la mejilla a modo de identificador propio como una lágrima, un rombo…

Para el disfraz en sí debes utilizar unos pantalones negros. Para la parte superior puedes usar una camiseta negra aunque las más comunes son aquellas que son a rayas ya sean negras o rojas sobre un fondo blanco. El disfraz lo completaremos con unos guantes blancos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 05/27/2013