Cómo hacer un disfraz de bufón medieval

Los disfraces sobre temas históricos son los más costosos de hacer en materia tanto económica como de coste en imaginería ya que constan de varias partes unidas entre sí y muy complejas y diferentes a la ropa que en la actualidad utilizamos.

En primer lugar necesitamos un tipo de tejido muy suave como el eskai o incluso terciopelo, pero ha de ser un material liviano. El color de las telas varía entre el rojo, amarillo y verde en su mayoría. Una vez tengamos la tela debemos preparar el sombrero en primer lugar. Son sombreros puntiagudos con sus puntas caídas hacia abajo regularmente y de los que cuelgan cascabeles, un motivo muy recurrente en este disfraz. Tras ello, haremos el collarín, también terminado en picos y agasajado con cascabeles. El resto del cuerpo es un mono desde el cuello hasta los pies con el mismo tipo de tela utilizado en el sombrero y el detalle del cuello. Hacia las rodillas deben ser bombachos y más ensanchados. Para ello utilizaremos cartón sin plegar. La sensación a la vista será la de un pantalón bombacho y nadie se percatará de que es un simple cartón bajo el mono a esa altura del cuerpo.

Para finalizar tenemos los zapatos. Esto se puede arreglar con tela una vez más, poniéndola sobre nuestros propios zapatos y tejiéndola de manera que la punta quede puntiaguda o incluso rizada hacia atrás de donde cuelgue un cascabel más grande que el resto. Por supuesto toda la tela sigue siendo del mismo color y textura.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013