Cómo hacer un disfraz de fantasma

Los fantasmas dan tanto miedo como quiera la persona que los lleve. Hay varias formas de hacer un disfraz de fantasma, desde la clásica forma de ponernos una gran sabana blanca sobre nuestros cuerpos y hacer unos agujeros para poder ver y hablar correctamente.

Al hacer disfraces de fantasma debemos tener en cuenta sobre todo la comodidad del mismo, ya que pasaremos con una sabana blanca sobre nuestras cabezas muchas horas, y es indispensable que al menos estemos cómodos. Al hacer los agujeros de los ojos y la boca, podemos coser en el borde una cenefa negra, que recordará a los disfraces de las películas. El problema que tienen este tipo de disfraces es la ausencia de mangas, que nos impedirá disfrutar de una fiesta en un local de copas por ejemplo, y por lo tanto podemos ponerle a la sabana unas mangas adecuadamente cosidas, ya que la sabana iba a quedar agujereada de todos modos por los ojos y la boca que teníamos que preparar.

El disfraz de fantasma por otra parte debe saber llevarse, no sirve de nada ir con una sabana por encima si a la hora de vestirla no somos capaces de inculcar el miedo en nuestros amigos, haciendo grandes aspavientos y haciendo continuamente ruidos raros, que lo relacionen con las más tenebrosas pesadillas de todo aquel que lo vea. Si la fiesta va a hacerse en un lugar oscuro, puede ser una gran idea colocar unos tubos o luces de luz negra, este tipo de luz hará que todas las cosas blancas destaquen sobre el resto de colores y por esa razón se vean como flotando entre el resto de invitados.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012