Cómo hacer un disfraz de fauno

Este personaje de la mitología clásica se caracteriza por ser la fusión de un ser antropomorfo con las patas, orejas y cuernos de cabra. Recientemente hemos podido aisistir a su aparición en diferentes películas como “Crónicas de Narnia” o “El laberinto del Fauno”, donde podremos acudir para inspirarnos en caso de que decidamos adoptar el aspecto de uno de estos personajes burlones y maliciosos.

La dificultad mayor de este disfraz estriba en lograr un acabado realista de las partes de animal, para lo que necesitaremos: piel sintética, pantalones de piel sintética de color castaño o tostado, zapatos viejos, malla metálica, escayola o pasta de papel encolada, flauta de caña.

Las patas se cosen a los camales del pantalón a partir de un trozo alargado que debe unir con las pezuñas. Debemos unir las costuras de cremallera y otros puntos. Las pezuñas se realizan con pasta de papel o escayola sobre la malla metálica, que habremos unido con cola caliente a los zapatos dando la forma adecuada. Una vez seca la pezuña, la pintamos de marrón y crema para conseguir un acabado más realista.

Tanto los cuernos como las orejas podemos realizarlas con la misma técnica, a partir de una estructura de malla, que recubriremos y pintaremos. Para asegurar su anclaje a nuestra cabeza, los uniremos a una banda de tela que anudaremos con fuerza. El torso puede ir desnudo, con una camiseta de color que simule la desnudez o con un chaleco o alguna prenda de aspecto similar. Las flautas de caña son un buen complemento, así como las coronas de hojas y collares de flores.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012