Cómo hacer un disfraz de jack skellington

El protagonista de la fantástica película de Tim Burton se ha convertido en un icono. Tanto su aspecto como su personalidad motivan a infinidad de personas para escoger su estilismo a la hora de crear un disfraz.

Una de las formas más sencillas de recrear su aspecto parte de la necesidad de conseguir una pelota de fútbol, que debemos pintar completamente de color blanco. Puede servir para este propósito pintura en espray o aerosol para evitar que resbale y no se fije a la superficie. Una vez pintada, recortaremos un agujero en la base para introducir la cabeza, y dos más para los ojos. No te olvides de hacer dos ranuras más para permitir la respiración por la nariz. En la parte interna de la pelota debes pegar varios trozos de malla negra para permitir ver sin que se aprecien nuestros ojos. Una vez que dibujes la boca siguiendo el modelo original, ya tenemos finalizada la cabeza de Jack.

El atuendo del personaje podemos reproducirlo con un traje negro, que podemos adquirir en una tienda de segunda mano o recuperar de algún armario. Lo pintaremos con rayas verticales de color blanco, mejor si la pintura brilla en la oscuridad. Completaremos el disfraz con unos guantes blancos, una camiseta blanca y zapatos negros. Podemos añadirle un toque de estilo si ponemos sobre la camiseta el recorte de la parte superior de una camisa de vestir negra muy almidonada y planchada, para que resalten los picos.

Otra opción, más sencilla, es la de pintarse la cara en lugar de crear la máscara descrita.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012