Cómo hacer un disfraz de Úrsula, la bruja del mar

Si has explotado muchas veces el recurso a disfrazarte de bruja, pero no puedes resistirte a seguir lanzando hechizos por doquier, tal vez debas explorar nuevos horizontes. ¿Por qué no pruebas a experimentar con este disfraz de la bruja del mar? Por si no lo recuerdas, Úrsula era la antagonista principal de Ariel, la sirenita más famosa. Con su aspecto de pulpo dotado de un poderoso busto, conseguirás un disfraz divertido y original. No tienes más que seguir las instrucciones para confeccionarlo tú mismo.

En primer lugar, necesitaremos prendas de color violeta. Puede servir un vestido largo. También necesitaremos una camiseta de manga larga de color similar o dentro de la misma gama y una falda de color azul. Con tela de color lila o púrpura, pegamento para textil, arcilla (para hacer los caracoles del collar), cinta, hilo, una peluca rubia, alfileres y utensilios de costura, tijeras y guata tendremos listo todo lo que necesitamos.

En primer lugar, ponte el vestido y marca donde comienza la cadera. En ese punto, mide la tela para poder realizar ocho secciones iguales que se convertirán en los tentáculos tras cortar, coser y rellenarlos. Las ventosas las realizaremos cortando círculos de tela violeta, que uniremos con pegamento para textiles. Puedes poner los que consideres, pero diez es un número adecuado. Para conseguir un efecto más realista, haz las ventosas de los extremos un poco más pequeñas.

Corta el pecho del vestido con un escote bañera, pues llevarás debajo la camiseta de manga larga. Puedes coser las dos piezas de ropa para evitar que se mueva.

La falda larga de color azul irá por debajo del traje de pulpo, para simular agua y evitar mostrar tus pies. El disfraz se completa con un collar de caracoles y otros adornos marinos en la peluca. Un buen maquillaje le dará el acabado perfecto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012