Disfraces caseros scream

El villano negro de la máscara blanca que protagoniza la saga Scream es fuente de inspiración para realizar un disfraz sencillo y efectista. Si te apetece disfrazarte por poco dinero y reciclando materiales, este modelo permite satisfacer tus expectativas con creces.

Necesitaremos varias bolsas grandes de basura de color negro, dos platos blancos de papel, un buzo o mono de trabajo de color negro con capucha y un rotulador negro.

La máscara se realiza con los platos de papel, marcando en uno de ellos con el rotulador el punto donde irán los agujeros para los ojos. Los recortamos y pintamos de negro los rasgos característicos de la cara del personaje hasta la nariz. En el segundo plato dibujaremos la boca y las líneas de expresión. Uniremos los platos para que se vea la cara completa, recortando los elementos dibujados en el segundo plato sobre el primero y perforaremos el plato, para sujetar con un elástico  la máscara con fuerza.

El atuendo se configura sobre la base de ropa de color negro. Añadiremos las bolsas de basura cortadas de forma triangular para lograr unas mangas anchas con flecos, una parte que cubrirá nuestros hombros y parte de la segunda se convertirá en un faldón que ataremos a nuestra cintura con una cuerda o cinturón. Un cuchillo de grandes dimensiones que podemos realizar a partir de un recorte de cartón forrado de papel de aluminio o pintado con espray plateado y con el mango forrado por una tira de bolsa de basura, completa el disfraz.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012