Reparar muñecas antiguas de porcelana

Estas muñecas se fabrican con una porcelana muy glaceada y blanca llamada porcelana-marfil, puesto que se quema a altas temperaturas. Este tipo de porcelana tiene un tono muy fino que se parece al mármol. También se hacen muñecas con la porcelana denominada biscuit, que no es glaceada. A veces las muñecas están hechas de una sola pieza, y por lo tanto no se pueden doblar, ni mover sus extremidades ni la cabeza; el interior puede ser de porcelana o simplemente estar vacío. La mayor parte de las muñecas están formadas por piezas que se juntan mediante un hilo de goma. Hay muñecas que presentan sólo articulaciones de porcelana, o son combinadas, por ejemplo de madera y con la cabeza y pies de porcelana.

Lavado y Restauración

Las extremidades de porcelana se lavan cuidadosamente con agua y un detergente suave. Si son muñecas de porcelana biscuit, agregue al agua un poco de amoníaco y limpie con una escobilla de dientes suave. Para pegar trozos se recomienda usar pegamentos que no sean de resina epóxica, pues si la muñeca se rompiera de nuevo y tuviera que llevarla donde un especialista, éste no podrá sacar este pegamento sin dañar la porcelana. Es útil un pegamento incoloro y duro, fácil de disolver, como el Uhu Universal, que se disuelve en acetona; así, si la pieza se corre y queda mal pegada, podrá repetir el proceso. Es ideal que sea un pegamento invisible para que no queden marcas, como ocurriría si usa neoprén, el cual deja una línea de color café en la juntura.

Orejas y narices

La restauración de orejas y narices se puede realizar sobre la misma muñeca o separadamente. Primero se hace la forma básica de la nariz u oreja con un yeso duro como el dental o el de modelar. Los detalles se pueden afinar con una lija una vez seco el yeso. Para pegar la pieza en su lugar es conveniente colocar un poco de yeso húmedo (recién hecho) donde se quiere pegar, así quedara más firme. En ciertas oportunidades ni siquiera se necesita pegamento, puesto que los dos yesos se pueden pegar con sólo apretarlos bien. Una vez seca la unión, se empareja con ayuda de una lija fina.

Si la cabeza está muy dañada se aconseja sacarla del cuerpo. En una muñeca con articulaciones, primero se sacan los brazos. Desenganchando o cortando el hilo de goma saldrá la cabeza. Si el cuerpo de la muñeca es de género o cuero, se debe descoser la unión entre cabeza y cuerpo. Luego se comienza a trabajar desde el centro hacia afuera con lentitud y precisión, ya que es muy difícil pegar una cara, y no siempre las imperfecciones quedarán cubiertas por el pelo.

Si interesa que después de la restauración la muñeca quede más resistente a los golpes, se puede forrar interiormente la cabeza con género para velas de embarcaciones. En la parte inferior de la cabeza debería haber un trozo de madera curvada desde donde parten los hilos de goma hacia las extremidades. Si esta pieza faltase, puede reemplazarla por un botón de metal orientado con su parte frontal hacia abajo, puesto en el lugar donde está la marca de la madera, luego se toma un alambre y se forma una S que se afirma a los agujeros del botón, junto con los hilos de goma. En general, las muñecas de biscuit tienen un gran agujero para facilitar la postura de los ojos. La concavidad donde va el ojo está hecha de cartón o corcho; si no existe se puede fabricar una de papier maché, dándole forma con ayuda de un modelo, dejando un grosor de 6 mm y recortando a un tamaño un poco mayor del necesario (se deja un poco más en los bordes para poderlo pegar bien a los bordes interiores del ojo de la muñeca).

Ojos

Si usted quiere arreglar los ojos y los agujeros de los ojos, primero hay que sacar el yeso de la parte de atrás. Se le retira la peluca a la muñeca y se remoja la cabeza en agua fría hasta desprender el yeso, sin aplicar para ello la fuerza de las manos pues podría dañar el ojo. Si faltan uno o los dos ojos tendrá que recurrir a las tiendas de antigüedades, pero es preciso advertir acerca de la dificultad de encontrarlos. Si falta uno solo se lo podría entregar a un especialista que se lo fabrique empleando el restante ojo como modelo. Si en cambio tiene los dos rotos y debe comprarlos, mida bien el diámetro del agujero, pues los nuevos tienen que calzar perfectamente para que el mecanismo para abrir y cerrar el ojo funcione adecuadamente. En los bordes extemos se aplica un poco de cera líquida de modo que los nuevos ojos no se froten contra ellos. Los dos ojos se pegan con yeso al alambre que los une entre sí; normalmente este alambre está recubierto por cera. Mientras el yeso de esta unión se seca, se afirma el ojo en su nueva posición con ayuda de plasticina. Es preciso revisar que el ojo esté en el lugar preciso, para evitar miradas estrábicas.

El mecanismo de abrir y cerrar los ojos de la mayoría de las muñecas está basado en esferas de plomo o yeso que se unen al alambre del ojo en forma de una T. Si este elemento está suelto, se pega nuevamente ai sistema; si no existe ya, se hace una nueva pesa de plomo o de plástico, cuidando que la pesa nueva tenga el mismo peso que la antigua para que los ojos se abran y se cierren bien. La cabeza tiene corcho en el lugar donde golpean las pesas de plomo, de modo de amortiguar los impactos y los consecuentes daños a la porcelana; además deevitar sonidos debidos al funcionamiento del mecanismo. Si estas amortiguaciones de corcho no existen, s mplemente se corta otro trozo de corcho del tamaño requerido y se pega en la zona correspondiente.

Si faltan las pestañas se las puede reemplazar con pestañas postizas de las que se venden en el comercio, cortándolas al anchoy largo necesarios (las pestañas comerciales son muy anchas y largas para una muñeca). Hay variedades cafés (marrón) y negras de entre las cuales usted podrá elegir la más acorde con el color del pelo de la muñeca. Las nuevas pestañas se pegan con Uhu, utilizando una pinza por la dificultad de la operación. Hay que ponerlas con los ojos puestos en su lugar. Yo, que he restaurado varias veces muñecas, debo confesar que la parte de la cabeza y los ojos es la más compleja, siendo preferible hacerla de a dos, de modo que uno se preocupe de fijar el lugar donde se pegarán los ojos mientras el otro observe por delante que no queden desviados. También es bueno que antes de pegar las pesas se pruebe el sistema para garantizar que funcione perfectamente. Si uno descubre fallas en estos elementos cuando la muñeca ya está seca hay que rehacer todo el trabajo.

Si la muñeca presenta muchas roturas poco estéticas en la cara, se recomienda retocarlas con pintura al óleo usando el mismo tono de la cara. La pintura al óleo se puede disolver en agua o trementina, dependiendo de la marca escogida. La pintura Rembrandt me ha dado buenos resultados en este tipo de trabajo. Si los ojos están sólo dibujados sobre la superficie de la cara, es fácil restaurarlos: se pintan de nuevo con un pincel respetando su color original.

Pelo

Las muñecas de porcelana normalmente tiene pelos pintados, pero las muñecas de biscuit y aquellas de materiales mezclados tienen pelucas. Si el pelo está suelto no se puede peinar inmediatamente, siendo mejor aplicar una crema de mano (Nivea) o un bálsamo durante unos días antes de peinar. Después se saca cuidadosamente la crema con algodón.
Las muñecas con pelucas afirmadas en tela para velero pueden lavarse siguiendo este método: se escobilla el pelo, se usa un champú suave como aquellos para guaguas, se saca bien el champú con agua. Cuando la base de la peluca es de cuero se debe limpiar acuciosamente pelo por pelo. Para que la peluca no se encoja, hay que colocársela a la muñeca antes de que se seque. Una peluca nueva se hace cortando un trozo de lino del tamaño de la cabeza: con una aguja con gancho se pasan de un lado al otro los pelos uno por uno, cosiéndolos a la superficie del lino. Estas pelucas suelen fabricarse con pelo humano que se puede adquirir en las tiendas respectivas, o -si tiene suerte-coincidirá que una amiga suya quiera cortarse y regalarle su pelo. Hay que poner bastante pelo para que no se vean áreas descubiertas. Es un trabajo lento, pero usted gozará cuando vea su muñeca con una nueva y hermosa cabellera.

Las Extremidades

Las extremidades se rompen a menudo, sobre todo en las articulaciones. Por ejemplo, una rotura en el lugar donde se dobla el brazo es recomendable pegarla inmediatamente antes de que se pierda el trozo, empleando para ello un adhesivo instantáneo. Si falta un trozo tendrá que reemplazarlo por otro. Si ha perdido la esfera de la articulación, para fabricarla podrá utilizar una pelota plástica o simples bolitas para jugar. Se pega con Uhu Universal y se afirma una cinta adhesiva hasta que esté bien pegado el trozo. Si la rotura es complicada, será preciso insertar antes un tarugo -lo mismo que se hace en cerámica o madera- con la finalidad de dar firmeza a la parte quebrada. En su interior se coloca un papel grueso enrollado o un trozo de metal rodeado de yeso, respetando la pasada del hilo de goma: el conjunto se pega exteriormente con Uhu y se coloca una cinta adhesiva o engomada hasta que se seque.

Si quiere rehacer manos o pies faltantes. es mejor guiarse por un modelo o haciendo un molde con la pieza original. El molde se hace con yesodental y luego se perfecciona con una lija de papel suave, se pega con Uhu y se pinta del color de la muñeca. Si la muñeca tiene un tono brillante, éste se puede lograr colocando sobre la pintura un barniz para pintura al óleo. Esta es una tarea difícil de realizar y se requiere práctica: no siempre la primera mano se logra, pero no pierda la paciencia.

Cuando los hilos de goma que unen las extremidades al tronco están rotos, se les debe reemplazar. Si faltan los ganchos donde se afirman, hay que colocar unos nuevos, hechos con un trozo de alambre. Cada pierna está unida separadamente al gancho de la cabeza. La banda de goma hace el recorrido de ida y vuelta, partiendo de la cabeza hacia la rodilla y retomandoa la cabeza, donde se anuda. En cambio, los brazos se unen entre sí mediante una banda de goma que pasa por un gancho ubicado en la muñeca de la mano, va por dentro del brazo pasando por el gancho de la cabeza, y continúa hasta el ganchodel otro brazo, retomando por un camino similar a la partida. Los nudos siempre se hacen en el gancho de la cabeza. Para pasar la banda de goma puede ayudarse con un palillo de croché. Los hilos no pueden quedar ni muy sueltos ni muy tirantes (para no restar movilidad).
Muñecas de Madera

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tiempo libre
Ultima modificación: 06/22/2012