Por qué las mariquitas son de colores

Las mariquitas son fácilmente identificadas porque pueden retraer sus cabezas dentro de su caparazón duro como tortugas. Existen más de 5000 especies que pueden encontrarse en todo el mundo. Las mariquitas son populares entre los niños por sus llamativos colores, la mayoría varía de tonos amarillos hasta rojos, con puntos negros. Algunas especies son muy apreciadas por los jardineros ya que se comen a los áfidos y otras plagas de insectos.

Las mariquitas rojas con negro son la especie más común. La mariquita de siete manchas, la cual se originó en Europa pero se naturalizó en los Estados Unidos, tiene color rojo brillante y un caparazón en forma de domo con siete manchas negras de cada lado. Son de las más comunes en la primavera, tal como la mariquita asiática o Harmonia axyridis, la cual puede crecer más de un cuarto de pulgada de longitud, lo cual la hace la especie más grande.

La Coleomegilla maculata es una mariquita de manchas rosas. Come polen, ácaros, huevo de insectos, larvas y áfidos. Éste tipo de mariquita tiene más bien una forma alargada. Se usan en los campos de papas para controlar al escarabajo de la papa de Colorado.

La Hippodamia convergens es una mariquitas de tamaño medio, con manchas naranjas y negras en varios patrones en su espalda. Se vende comercialmente a los granjeros para controlar los áfidos.

A diferencia de la mayoría de especies de mariquitas, la mariquita amarilla puede ser maligna para los plantíos. Por otro lado, la mariquita mexicana se puede reconocer fácilmente por sus ocho manchas de cada lado de su cuerpo. Éste tipo de mariquita come ejotes.

Existen muchos otros tipos de mariquitas aunque se puede generalizar que los insectos similares con colores que sean distintos a la gama del amarillo y el rojo y con manchas negras puede que no sean mariquitas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 01/14/2013