Cómo funciona una bicicleta

La bicicleta ha estado presente como un medio de transporte desde el siglo XIX. Ahí probablemente más de 1 millón de ellas en todo el mundo y siguen siendo una forma popular de desplazarse y una fantástica manera para ejercitarse.

Las bicicletas esencialmente funcionan mediante una combinación de engranajes, ruedas y fuentes de energía, las cuales se llaman humanos. Dos pedales están conectados a un engranaje, por lo general en la parte inferior central de la bicicleta. Ese engranaje tiene una cadena que se posiciona sobre los dientes de un engrane el cual envuelve horizontalmente al engrane que está en el centro de la rueda posterior. Cuando una persona empuja sus pies contra los pedales, éstos hacen girar el engrane delantero, el cual hace girar el engrane posterior, haciendo que la rueda gire hacia adelante.

La segunda rueda está apoyada por lo general mediante una horquilla en una estructura que conecta todas las partes importantes. La rueda delantera está diseñada para proporcionar dirección, en gran parte mediante el uso de manubrios. Entre la parte central de la estructura y por encima de la llanta posterior se sitúa una asiento para que el ciclista pueda sentarse.

Las bicicletas comienzan a funcionar cuando una persona se sienta sobre el asiento y se balancea con sus pies sobre los pedales y con sus manos sobre el manubrio. Cuando una persona presiona sus pies sobre los pedales, éstos hacen girar un engrane delantero, el cual hace girar un engrane posterior, haciendo que la llanta se mueva hacia el frente. La llanta delantera se mueve hacia el frente también, debido al momentum de la bicicleta en su conjunto. En una bicicleta común, una persona puede detener el momentum haciendo presión sobre los pedales de manera contraria como se mueven para que la bicicleta pueda funcionar, esto detiene el movimiento de los engranes.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 12/21/2012