Cómo plegar una bicicleta

Las bicicletas plegables son la solución ideal para quienes se quieren desplazar por la ciudad en un medio de transporte limpio a la vez que se ejercitan, pero no tienen un sitio adecuado para dejarla una vez que llegan a su oficina. O simplemente, para quienes necesitan ahorrar espacio en casa, las bicicletas plegables pueden ser la solución ideal. Sin embargo, para algunos el plegado de la bicicleta puede ser una tarea un poco intimidante. Con tantos pasos a seguir, ¿cuál deben hacer primero? En realidad es una tarea bastante sencilla que toma unos pocos minutos.

Aquí te explicamos cómo plegar una bicicleta. El primer paso es poner el paral, esto te ayudará a trabajar más cómodo porque tendrás las manos libres y la bici permanecerá en posición vertical. A continuación, suelta el seguro de los pedales y dóblalos hacia el marco de la bicicleta. Lo próximo es el volante, dependiendo del modelo, tendrá dos seguros: uno que sirve para ajustar la altura y otro que, al soltarlo, permite que se pueda plegar el volante hacia el caucho delantero.

Al igual que el manubrio, el sillín también tiene un seguro que permite graduar la altura. Destraba este seguro y baja el sillín tanto como puedas. En este punto, la bicicleta ya está en su altura mínima. El último paso será reducir su longitud a la mitad. Esto lo logras soltando el seguro que está en el marco. Ya podrás doblar la bicicleta de manera que los cauchos estén uno al lado del otro.

Como verás, no es un trabajo muy laborioso, no quedan piezas sueltas y el diseño está hecho de manera que, con sólo soltar unos pocos seguros, puedas plegar completamente su bici.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 07/19/2012