Como reparar un neumático de una retroexcavadora

Son muchas las personas que tienen coche, en algunas familias tienen dos o tres, dependiendo del número de personas que la formen. Sin embargo, no todos los usuarios de los coches son capaces de reparar un pinchazo en una de las ruedas.

En esta entrada os vamos a explicar cómo reparar el neumático de una retroexcavadora que no es igual que el de un coche pero el procedimiento sí que es el mismo. El texto que sigue a continuación, se debe tratar como unos consejos generales, reparar el pinchazo le permitirá seguir trabajando pero debe acudir a un taller experto lo antes posible.

Actualmente, existen kits de reparación para todo tipo de neumáticos (coche, bicicleta o máquinas industriales). Estos están compuestos por un destornillador con un ojo en la punta, tiras de caucho y un pequeño tubo de pegamento. Se encuentran fácilmente en los talleres o en internet. Una alternativa sería llevar una rueda de repuesto pero en el caso de una retroexcavadora resulta un poco complicado debido al tamaño del neumático y a la falta de espacio en la máquina.

Lo primero que debemos hacer es identificar el lugar en el que se ha producido el pinchazo y ver si el causante sigue en el neumático. En caso afirmativo, deberemos retirarlo. Si se trata de un clavo podremos utilizar un martillo para quitarlo. En una mano tendremos el martillo e iremos tirando con suavidad del objeto sin llegarlo a sacar por completo mientras que en la otra tendremos un destornillador que nos servirá para tapar la fuga. Cuando quitemos el objeto que causó la fuga, rápidamente introducimos el destornillador.

A continuación, insertamos una de las tiras de caucho en el ojo del destornillador de nuestro kit. La tira debe quedar en el centro más o menos. Sacamos el destornillador e insertamos sin mucha dilación el destornillador con el caucho. Tenemos que tener cuidado y dejar las dos puntas fuera. Una vez introducido el caucho, damos algunas vueltas al destornillador y con cuidado sacamos la punta. Nos ayudamos de una navaja bien afilada para cortar el caucho que había enfilado y los dos restos.

Si nos queremos asegurar de que la fuga está cubierta, lo único que tenemos que hacer es echar un poco de líquido y ver si salen burbujas o no. Si no salen la fuga estará arreglada.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 10/01/2012