Cómo está hecha la batería de un automóvil

Una batería es un generador eléctrico formado por un grupo de acumuladores conectados entre sí. Los acumuladores son pilas recargables y, al igual que éstas, transforman energía química en energía eléctrica. Un acumulador de plomo consta de dos placas inmersas en una solución de ácido sulfúrico. Las placas están separadas por una lámina de material aislante y poroso que permite pasar la solución pero impide que las placas se toquen. Una placa es de plomo esponjoso y a ella corresponde el polo negativo del acumulador, la otra es de bióxido de plomo y a ella corresponde el polo positivo. Cuando se conectan los dos polos a través de los hilos de un circuito eléctrico, en el interior del acumulador se producen reacciones químicas que provocan una corriente eléctrica. Cuando el acumulador está descargado se recarga con una corriente eléctrica adecuada: en su interior se producen las reacciones químicas anteriores, pero en sentido inverso, así el elemento puede suministrar corriente nuevamente.

Cómo se recarga la batería del automóvil

La batería del coche se recarga automáticamente, cuando el motor del vehículo está en marcha. El motor va conectado a un generador. El generador crea una corriente eléctrica que va hacia la batería. Gracias a esta corriente, las sustancias químicas modificadas vuelven a convertirse en las sustancias originales. Y éstas vuelven a reaccionar, generando nueva electricidad. Gracias a esa recarga, la batería permite arrancar al coche, sin problemas, durante varios años

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 06/22/2012