Cómo hacer un centro de mesa

Los centros de mesa son decoraciones que dejamos a un lado en el día a día y que sólo usamos en contadas ocasiones como fechas muy señaladas. Sin embargo el tener un centro de mesa original, sencillo y económico y que no requieren esfuerzo es posible.

Hay muchas ideas para realizar un centro de mesa. En esta ocasión vamos a utilizar velas.

Para el primer centro necesitaremos: velas bajas o luminarias y copas o vasos de diferentes tamaños. Cada vaso lo rellenaremos con sal o arena; incluso podemos rellenar una con un poco de agua y hacer que la vela flote en la superficie. Cada vaso lo rodearemos con papel de seda blanco haciendo que sobrepase en unos 8 cm la altura del recipiente y la cerraremos con un cordón que sea del mismo color que la vela que hayamos introducido en la copa. Podemos darle las vueltas que queramos al papel.

Cada vez que queramos usar el centro tan solo deberemos abrir las bolsas y crearan un efecto muy especial ya que solo iluminaran y llamaran la atención si nos fijamos detenidamente en el color que emiten.

Para el segundo centro necesitaremos tan sólo una vela alta y un recipiente de vidrio. La idea es pegar la vela en el fondo del recipiente abocando un poco de cera caliente. Una vez asentada y sin riesgo de que se mueva rellenaremos el recipiente con agua teñida o un aceite para que capte la atención de nuestra mirada. Podemos añadirle al recipiente una tira de tela.

Estas son nuestras propuestas esperamos que te hayan gustado y las puedas poner en práctica.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Decoracion
Ultima modificación: 07/17/2012