Cómo hacer un tapete de rafia

La rafia ofrece grandes oportunidades para labores manuales. Es dúctil y al mismo tiempo resistente, y tiene una gran variedad de co- lorido. Para hacer este modelo necesitas un cartón redondo. A un centímetro del borde vas señalando unos puntos separados unos de otros 67 • también por un centímetro. De esta manera podrás ir recortando este disco de forma que el borde sea dentado, sirviéndote de guía los puntos que serán el vértice interior de cada «diente». Con rafia negra vas cubriendo este disco dentado. Una vez cubierto por entero, sólo tienes que ir rellenándolo con rafia de dos o tres colores, formando rayas. Con una aguja gruesa de las de coser lana enhebras la rafia y vas haciendo puntos de repaso formando espiral, combinando los colores y procurando que queden las hebras muy juntas. Cuando lo tengas totalmente relleno, quitas el cartón que te sirvió de base y rematas el borde con puntadas inclinadas y con rafia negra, como se empleó para iniciar la labor.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Decoracion
Ultima modificación: 06/22/2012