Cómo hacer una escultura de madera

Tras la breve iniciación a la talla en madera sugerido en el ejercicio anterior (Como tallar en madera) proponemos ahora un trabajo de superior envergadura. Se trata en este caso de un volumen exento, trabajando el bloque de madera por todos los lados y obteniendo los volúmenes precisos, según el dibujo del que partamos. Puesto que se trata de una obra de introducción no buscaremos tanto un acabado perfecto, con grandes matices, sino, por el contrario, una definición amplia de las formas de un torso femenino.

Será prioritario ajustar bien las proporciones que habrán de tener las diferentes partes de la figura, y para ello convendrá partir de unos bocetos previos y marcar bien algunos puntos de referencia antes de dar comienzo propiamente al trabajo de desbastado. Como en el caso anterior, realizaremos el trabajo de forma progresiva: comenzaremos extrayendo el volumen general de la figura, sobre el que a continuación tallaremos los puntos de máximo relieve, a partir de los cuales iremos construyendo el resto.

Materiales

  • bocetos realizados a lápiz
  • pequeño bloque de madera de pino
  • gubias
  • mazo
  • piedras y aceite para afilar
  • tornillos de sujeción
  • lijas de madera

Instrucciones

  1. Afianzamos el bloque de madera en el tornillo de banco (o similar) y comenzamos a desbastar con una gubia de media caña ancha, a partir de los trazos del dibujo. Buscando un progresivo avance de la obra, vamos girando constantemente la pieza y ajustamos de forma homogénea los distintos volumenes.
  2.  Con una gubia de media caña entreplana trabajamos el volumen de la parte posterior, haciendo girar la pieza de madera sobre la que trabajamos. Vamos ahora delimitando ya las formas más amplias, empleando en el trabajo un canuto.
  3. Trabajamos en primer lugar la parte anterior de la t: Seguimos extrayendo las formas más relevantes, tallando la madera por todas las caras de la pieza. En estos momentos ajustamos ligeramente el perfil Tallamos ahora con una gubia de media caña. Volvemos a insistir con ella dando forma a los puntos indi; sobresalientes de la figura Empezamos en este momento a modelar propiamente la figura. Emplearemos una gubia de media caña, e iremos igualando los cortes.
  4. Proseguimos el modelado por todas las zonas de la pieza, marcando detalles y extrayendo pequeños volúmenes a definir. Observemos en este caso el nivel de ejecución de nuestra obra, en la que estamos empleando el tipo de gubia más apropiado en cada momento.
  5. Con una gubia de media caña entreplana vamos concluyendo la parte anterior de la figura, que será la que más resalte las formas. Eliminando la madera de forma progresiva, vamos puliendo la superficie de la figura en cortes parejos. Finalizamos la zona posterior. En los cortes más pequeños convendrá poner gran cuidado para no exagerar los matices, que complementarán la definición general de la escultura

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Madera
Ultima modificación: 06/22/2012