Cómo comprar juguetes

Los juguetes constituyen un enorme gasto para los padres de los niños, ya que tienen un enorme precio y además se quedan obsoletos en cuanto al niño deja de gustarle el juguete, y pide otro nuevo del que le llame la atención el color, sonidos o formas.

Además todos los padres se enfrentan cada invierno a la llegada de Papa Noel, que hará las delicias de los niños pero no tanto de los padres, cuyas carteras sucumbirán ante una gran gama de distintos juguetes cuya compra está limitada solamente por el buen comportamiento del niño a lo largo de ese año.

Una opción para ahorrar un poco en la compra de juguetes para nuestros hijos es buscar en las tiendas el producto equivalente al de las grandes marcas, pero sin esas marcas, pero siempre con cuidado. Si la calidad del producto fuera demasiado baja, podría romperse alguna pieza y provocar un accidente con nuestro hijo, como podría ser una caída de una bicicleta, o que se coma una de las piezas del juguete que hemos regalado con nuestras mejores intenciones.

Por esta razón existen los marcados de calidad, como son el CE, que aseguran el compromiso por parte del fabricante de hacer los juguetes con un mínimo de calidad en sus procesos de producción. También debemos recordar comprobar la edad recomendada del juguete, ya que si es para gente demasiado joven en comparación con nuestro hijo podría retrasar su desarrollo mental, y si es para gente demasiado mayor también sería contraproducente, ya que seguramente no comprendiese el funcionamiento del aparato que le hemos dado.

Así que recuerda, busca siempre el producto adecuado a la edad y gustos de los más pequeños de la casa, y comprueba que cumplen con los mínimos exigibles de calidad, en caso de que trates de buscar un precio un poco mejor en los productos que vas a comprar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012