Cómo dar formato a un memorando interno

El memorando interno es un medio de comunicación de información e ideas dentro de un grupo de trabajo u organización. Un memorando bien organizado puede incrementar la eficiencia de la comunicación.

No hay un formato universal para el memorando interno pero cada organización o empresa puede tener sus formatos estandarizados por motivos de optimización. Si se busca redactar un memorando interno primero se debe estar seguro que no hay un formato preestablecido dentro de la organización de trabajo.

Los memorandos internos deben tener objetivos claros. La principal función de estos memorandos es informar y determinar requerimientos dentro de la compañía o equipo. Se pueden hacer recomendaciones, presentar quejas, dar reportes, etc. Durante el proceso de desarrollo es esencial tener en cuenta la forma, la presentación y el formato del memorando.

La parte principal en el formato de un memorando es el encabezado. En esta sección se necesita dar una introducción simple o título del memorando así como el destinatario, el tema, la fecha, etc.

En el cuerpo del memorando se necesitan dar detalles de la información. Se puede dividir el memorando en tres partes, la primera para dar una reseña del problema, después los puntos a resaltar y las consideraciones y después las acciones por tomar, etc.

Finalmente se establece un análisis y una recomendación. En esta sección se necesita detallar y racionalizar el problema, dando evidencia e información que respalde los puntos expuestos en este último párrafo y mostrando el proceso de análisis basado en los datos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Parejas
Ultima modificación: 07/30/2012