Versos en el primer aniversario de la muerte de una madre

De repente ha pasado ya un año, desde el día en que nuestra madre partió. Algunos dirán que es un tiempo ya considerable para haberse ya recuperado del evento, pero no lo es. El tiempo se ha disuelto en frente de nosotros, y a pesar de ello, los sentimientos se siguen experimentando como si haya sido ayer.

Así que nos preguntamos, qué podríamos hacer para aliviar este dolor y al mismo tiempo honrando la memoria de ese ser maravilloso que nos trajo al mundo, nos protegió, nos dio todo su amor, guiándonos en nuestros primeros pasos, hasta el último día.

No hay que olvidar que el Señor siempre está al lado de los afligidos a través de la Biblia. Ésta dice que todos aquellos que estuvieron con Dios durante sus vidas, serán bienvenidos en el hogar que Dios creó para ellos, esto significa que nuestras madres están en ese precioso lugar en el Cielo, junto a Dios y que cuando sea el momento, nos reencontraremos con ellas y con todos nuestros seres queridos.

Tener presente esto, de que nuestra madre está en el mejor lugar de todos, y que desde allí nos ama, es honrar ese amor. No se debe sentir tristeza sino alegría, llena de esperanza y de los más hermosos recuerdos que hayamos compartido con nuestra madre.

Es bueno leer los siguientes versículos, y tenerlos siempre presentes dentro de nuestro corazón. El versículo 2 Corintios 5:1, Salmo 30:11, Salmo 126:5, Filipenses 4:6-7 entre muchos otros. Reflexionar sobre ellos constantemente hará que la tristeza en nuestro corazón se transforme en sólo amor y gratitud hacia Dios por tenerla a su lado. Y amor hacia nuestra madre, por todo lo que nos dió.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 04/26/2013