Cómo hacer una carta de agradecimiento para una madre adoptiva

Al realizar una carta de esta índole no se puede pasar por alto el decir cada detalle de lo bueno que la persona ha recibido de esa madre adoptiva, el esfuerzo, el amor, la ternura que ella le dio a lo largo de los años y el apoyo tanto material como afectivo que recibió siempre.

Es la oportunidad de exteriorizar cada sentimiento que se ha guardado y todos aquellos que con el tiempo han crecido. Cada trato que la madre le dio contó en la formación de la persona que se ha convertido hoy en día, aún los regaños y los llamados de atención sirvieron para formar el hombre o la mujer que escribe esta carta de agradecimiento.

Si se fue adoptado una vez que se tenía uso de razón como entre los 7 y los 10 años pudo haber sido una experiencia más complicada para la madre ya que las vivencias que tuvo el niño hasta esa edad en otro hogar u orfanato pudieron afectarle su comportamiento y sus actitudes y el trabajo que la madre involucró en la formación de su persona fue esencial para su desarrollo.

Se puede ser específico y agradecer cada una de las horas que ella pasó a su lado, haciéndole saber lo mucho que aprecia el que haya estado ahí en los momentos en los que se estaba enfermo, cuando le ayudó a hacer sus tareas de la escuela, cuando le daba consejos siempre que los necesitaba y cuando lo reprendía en los casos que era necesario. Por todo lo que recibió de ella sin pedir nada a cambio y por todo lo que le exigió su madre para convertirse en una buena persona.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 07/30/2012