Impresionar a los estudiantes: ¿cómo hacerlo posible?

Hoy en día resulta difícil impresionar a loa alumnos, ya que toda la información se encuentra de manera fácil e inmediata, dejando a un lado la oportunidad de enseñar cosas nuevas y únicas a los alumnos. Sin embargo, no es una tarea imposible. Para poder llevar a cabo esta actividad se necesita más que llegar puntualmente a clases y seguir el temario paso a paso, se necesita tener una personalidad que resulte interesante e incluso imitable para los alumnos, así como impartir los temas con creatividad y de manera práctica.

Un estudiante se siente interesado por cuestiones que les den beneficios y les resulten emocionantes, el conocimiento que recordará con facilidad, será aquél que le perezca tangible y pueda compartir con amigos y familiares, haciéndolo sentir importante frente a ellos. Por esta razón el profesor deberá aportar información que perciba útil y aplicable en el día a día, por ejemplo: si se trata el tema de “el argumento” se puede proponer dirigirse a una institución pública para manifestar algún desacuerdo y establecer una mesa de diálogo para resolver dudas de los alumnos de un tema relacionado con la seguridad pública o la salud.

Dependiendo de la edad de los alumnos, la actividad que se realice se modificará, tomando en cuenta que entre más pequeños sean, menor tiempo será el que dure dicha actividad ya que suelen perder el interés rápidamente.

Finalmente un par de rasgos importantes del profesor son la vocación y la confianza en sí mismo, esto se notará en la pasión que imprima al compartir los conocimientos con el alumnado y lo interesante que hará cada tema, aún cuando no siga al pie de la letra cada punto del temario.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 04/08/2013