Cómo vestían las mujeres del antiguo oeste

Quizás alguna vez hayas sido invitado a una fiesta de disfraces y se te haya ocurrido vestir de la manera como lo hacían antiguamente las mujeres que vivían en el oeste, de la manera característica como las películas lo han difundido. Los personajes más populares son los vaqueros y las vaqueras pero sin lugar a dudas no se trata de la única forma como se vestía en aquella época.

Las mujeres de la nueva frontera que vivían en el terreno agreste no usaban prendas elegantes ni corsés. Esas mujeres simplemente usaban vestidos de algodón que se extendían hasta sus tobillos, por lo general usaban enaguas, que realmente es un vestido muy delgado de algodón usado como ropa interior. Las mujeres también usaban bonetes que tenían un ala que se extendía hacia sus frentes, protegiendo sus ojos y rostros del polvo y los rayos del sol. También usaban delantales en el hogar para cocinar y para limpiar con el fin de proteger sus vestimentas de la sociedad. Usaban botas hechas de una piel delgada que terminaban muy por encima de sus tobillos. Y cuando el clima se tornaba frío agregaban más enaguas como ropa interior.

Un término usado para describir a la mujer que trabajaba en un burdel en aquella época era “Painted Lady” que se traduce como “Dama Pintada”. Las casas de mala reputación surgieron en el oeste para complacer a los hombres que tenían estilos de vida muy atareados y que los privaban de la compañía de las mujeres. Las damas pintadas se encontraban en los salones y adoptaron vestuarios mucho más femeninos y atractivos para agradar a los hombres. Por lo regular usaban faldas largas o cortas para mostrar sus piernas y estaban cubiertas de seda, también usaban mallas debajo de sus vestidos y por lo regular en su torso usaban un corsé que les permitía mostrar sus hombros y la parte superior de su busto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Historia
Ultima modificación: 12/21/2012