Qué dice la Biblia acerca del orgullo

Se debe comprender que existe una diferencia entre el orgullo al llevar a cabo un trabajo bien realizado y el orgullo pecador, según la Biblia, el orgullo originado de la auto-justificación Dios lo aborrece, ya que es pecado y un obstáculo para llegar a Él. Esta clase de orgullo es completamente lo opuesto al espíritu de humildad, que Dios busca en las personas.

Las personas orgullosas son aquellas que se encuentran segadas por la soberbia y aseguran no tener necesidad de un Dios. Sin embargo, Mateo, explica que estas personas también son aceptadas por Dios.

A través de la Biblia, los profetas describen las consecuencias del orgullo pecador, como ejemplo, Isaías, en el capítulo 14, versículos 12 al 15, habla sobre el orgullo de Satanás que tuvo la audacia egoísta de pretender remplazar a Dios y ser el gobernante legitimo del universo.

En muchos pueblos el orgullo ha impedido que la gente acepte a Jesucristo, como el único salvador y no admitan ni el pecado ni la vida eterna. La razón por la que el orgullo es considerado un pecado grave es porque una persona toma el crédito de algo que fue hecho por Dios, tomando como propia la gloria que corresponde únicamente a Él, esto demuestra una necesidad de auto-adoración; lo que Dios busca, según Mateo, en el capítulo 5, es que las personas orgullosas no tomen el crédito de las cosas que fueron creadas por Dios y admitan el vacío espiritual que habita en sus corazones, de esta manera, Dios podrá llenar este vacío y conducirlos a la felicidad.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013