¿Qué es el Período de Tribulación? Un estudio de la Biblia

¿Es la tribulación a lo que Jesús se refería cuando dijo, “Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás (Mateo 24:21)? ¿Es esto el tiempo que Daniel profetizó en Daniel 12:1? Al escribir, “Entonces se levantará Miguel, el gran príncipe protector de tu pueblo. Habrá un período de angustia, como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen. Serán salvados los de tu pueblo, cuyo nombre se halla anotado en el libro,” Podemos leer a Joel 2:2 “Día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y densos nubarrones. Como la aurora que se extiende sobre los montes, así avanza un pueblo fuerte y numeroso, pueblo como nunca lo hubo en la antigüedad ni lo habrá en las generaciones futuras.” ¿Y decir que predice este día de tribulación?

Muchos estudiosos de la Biblia creen que la tribulación es un tiempo de gran angustia que ocurre justo antes de la llegada de Cristo. A la mayoría de los cristianos se les ha enseñado que escaparán de este día de la ira de Dios y de lo que se llama el arrebato. La tribulación se da cuando el arrebato de Dios se vierte en el mundo que ha rechazado a Dios durante tanto tiempo. Preferían una mentira en vez de la verdad y se han vuelto más y más malvados a lo largo del tiempo. Dios fue paciente durante mucho tiempo pero hasta la paciencia de Dios tiene su fin cuando los humanos, como en la época de Noé, sólo pensaban en formas de ser malos continuamente. Hay bien en los humanos, sí, pero aparte del Espíritu Santo de Dios, no hay un bien verdadero en los humanos porque aún nuestras buenas obras son inmundas ante Dios (Isaías 64:6)

Nadie puede decir cuándo comenzará exactamente la tribulación porque nadie conoce el momento del regreso de Cristo (Mateo 24:36). Tenemos que estar siempre listos porque Él vendrá como un ladrón en la noche y cuando realmente nadie lo espera (Mateo 24:43-44). Muchos darán por sentado su regreso, no creerán en Él, y pagarán con sus vidas por ello porque cuando Él regrese, será demasiado tarde para arrepentirse de sus pecados y confesárselos (Mateo 24:50-51). Puesto que nadie conoce el momento exacto del regreso de Jesús, tenemos que colocar nuestra confianza en Cristo hoy y entender que Dios no ha determinado su arrebato y su justa indignación sobre los creyentes (1 Tesalonicenses 5:9) porque, al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador (2 Corintios 5:21).

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013