Salmo 27: Estudio de la Biblia

Este salmo fue escrito por David y es una reflexión de cómo su fe en el poder de Dios lo sostuvo a lo largo de muchos senderos.

No temas, Dios está contigo. Salmos 27:1 “El Señor es mi luz y mi salvación;
¿A quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿De quién tendré temor?”

David avanza y retrocede en este salmo recordando el pasado cuando el Señor lo entregó.

El Señor es la luz, en Él no hay oscuridad. En la vida de David, él sufrió muchas inclemencias. Perdió un bebé varón que era la consecuencia de una relación adúltera. Fue perseguido por un rey malvado que dedicó su vida a matar a David porque estaba celoso. Aún después de que el rey malvado murió y David dirigió el trono, David tuvo que lidiar con más de sus propios problemas familiares, la violación de su hija por su propio medio hermano (el hijo de David) y el asesinato de ese hijo por su propio hermano (otro hijo de David). Lo cual envió al hijo asesino al exilio. Después de tres años, el hijo de David, el asesino, regresó a casa para vivir como un plebeyo y no como un príncipe. Lo cual dejó al hijo furioso y con rencor y se propuso apoderarse del trono de su padre matándolo. Aún cuando David supo de los planes de su hijo, dio órdenes para que protegieran al hijo. Al final, el hijo de David fue asesinado, la rebelión terminó y una vez más David quedo con el corazón roto.

Eso es sólo una pequeña porción de la historia de la vida de David pero se puede observar que pasó mucho tiempo temiendo por su vida. ¿Cómo sobrevivió? Únicamente por el poder de Dios; se dio cuenta que al poner su fe en el señor “vería la bondad del señor en las tierras de la vida”. Esto es lo que lo mantuvo en pie; aún cuando fue perseguido como un animal salvaje.

Colocar la fe en el señor es lo que salva la vida.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013