Como restaurar un grabado

En la antigüedad se empleaban tres sistemas para grabar

En el siglo XIV surgió el grabado sobre madera. Seempleaba la madera como base sobre la cual se incrustaba el dibujo. En este sistema también resaltan en el dibujo las líneas de la madera. Se imprime con tintas basadas en aceites y existe una variación de colores que los japoneses, por ejemplo, lograban combinando varios tipos de maderas. Muy famosos fueron los dibujos realizados mediante esta técnica por Thomas Bcwick.

En el siglo XV surgió el grabado en hueco (huecograbado) donde el dibujo se hace en una plancha de cobre con una aguja. Se entinta la plancha y las líneas pasan al papel porpresión. En el siglo XVI el grabado al agua fuerte, donde se colocan resina y cera, y se oscurece con carbón la superficie sobre la cual se pinta el dibujo con una aguja, se pone la plancha en un baño de ácidos de modo que el dibujo se grabe en el cobre. Estos dibujos son más frágiles que los grabados realizados sobre el cobre, donde se graba el dibujo sobre el cobre, se tifien las líneas y se pasan al papel por presión.

Como tercer sistema tenemos las litografías, basadas en el rechazo entre agua y grasa, imprimiéndose con tinta y aceite. Las litografías surgieron en el siglo XVIII. pero su forma más conocida de grabados en blanco y negro fue fundada por Alois Senefeldcr a la centuria siguiente, autor que introdujo en 1826 la litografía a color. El dibujo se hace mediante un lápiz con grasa sobre una superficie pulida de piedra cal iza previamente preparada. La piedra porosa se remoja y se oscurece con tinta. La tinta que contiene aceite se adhiere a la pintura grasienta que se grabara. Para litografías de color se utilizan varias piedras con diferentes colores. La restauración es igual a los papeles en general.

Para tratar un grabado es necesarioconocerla técnica con que fue realizado. Encaso de dudas es preferible preguntar a un especialista, ya que si se restaura mal el daño es irreversible. Nunca deben recortarse las orillas de las obras ya que pierden valor. Sacar hongos con cloro es una tarea delicada y puede ocurrir que la hoja quede muy blanca y que el negro pierda su fuerza. Los grabados como el mezotinto y la aguatinta o las litografías se pueden lavar, siempre que se inspeccionen primero las firmas u otros escritos, procediendo a estabilizarlas si es necesario. También hay que fijarse si están coloreados con una acuarela, lo que fue muy frecuente en los siglos XVIII y XIX. Los grabados se coloreaban a mano, de modo que son muy sensibles, no pudiendo lavarse. Se puede intentar pasar un algodón con Cloramin T. aunque es delicado y es preferible no interferir.

El arreglo de las esquinas se realiza como en todo tipo de obra sobre papel. Son muy fáciles de dañar los grabados japoneses y los Chiaroscuro, muy de moda en el siglo XVII, en tonos negros, grises y cafés (marrón), impresos en tintas que se disuelven en agua. Los grabados donde se haya utilizado madera como base y que luego hayan sido coloreados no se pueden limpiar porque tienen colores de origen vegetal. Los grabados sobre seda japonesa, que es muy fina y delgada, no se pueden limpiar con goma ni lavar, pero por suerte no son sensibles a los hongos; para podereliminar la suciedad se puede colocar el lado del grabado sobre un vidrio tapándolo con un papel de seda, y pasar sobre éste una esponja humedecida. La humedad penetrará al original sacando el polvo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Arte
Ultima modificación: 06/22/2012