Cómo cuidar el cabello largo

Si su pelo es largo y quiere un peinado diferente para una fiesta o una ocasión especial, hágase uno como el que muestra la foto de arriba. Vaya prendiendo con horquillas hacia atrás, muy cuidadosamente, las puntas del cabello para formar un moño o castaña. Cuando termine y el pelo esté bien parejo, use bastante laca para se mantenga en su sitio. Este peinado se ve siempre fabuloso, pero es especialmente atractivo si se usa un vestido de fiesta, ligero y vaporoso.

Cuidado y consejos

  • Un enjuague perfecto para el cabello grasoso se logra pasando por la licuadora un ramo de berro y una taza de agua. Luego se hierve la mezcla por unos diez minutos, se cuela y se aplica al cabello después del champú. Se deja en el pelo aproximadamente veinte minutos y se enjuaga con agua Iría. El berro es excelente para el pelo grasoso y muy rico en hierro, fósforo y vitamina A.
  • ¿Es su pelo muy reseco o difícil de manejar? Use un acondicionar rico en sustancias hidratantes cada vez que lo lave. Esto lo hará más dócil y suave.
  • Si su pelo es en cambio muy grasoso, lávelo con toda la frecuencia necesaria. A veces es preciso darle un champú a diario para mantenerlo en forma. Pero use un champú suave. Uno fuerte, usa­do con frecuencia, puede afectar desfa­vorablemente el cabello más resistente.
  • Cuando vaya a tomar el sol ¡proteja su cabello! El sol decolora el pelo y lo reseca en exceso, y lo mismo puede de­cirse del agua de mar. Para mantener su cabello en buenas condiciones durante la temporada de playa, aplíquele un acondicionador especial.
  • ¿Es su pelo demasiado fino y lacio? Probablemente todo lo que necesita es una buena permanente para verse dife­rente. Actualmente hay permanentes de distintas clases y para todos los gustos. Algunas hacen rizos (sueltos o apreta­dos), otras crean ondas suaves y otras son simplemente para dar más flexibili­dad y volumen al cabello. Escoja la que prefiera, pero trate de no hacérsela us­ted misma, a no ser que sepa cómo pro­ceder. Una permanente mal hecha pue­de arruinar el cabello.
  • Recuerde que las permanentes, así como los tintes y los productos para desrizar, contienen sustancias fuertes que tienden a resecar el cabello y el uso de un acondicionador se hace más im­portante que nunca.
  • Si va a dar un tinte a su cabello, no se deje llevar únicamente de su gusto o su antojo. Seleccione un color que le agra­de, pero que también haga buena com­binación con el color de sus ojos y de su tez. Por ejemplo, si su piel es morena y prefiere un tinte claro, escoja un tono rubio oscuro o castaño dorado.
  • Si tiene el pelo quemado o con las puntas abiertas, lo más práctico es que lo recorte y lo someta a un tratamiento adecuado hasta que se normalice.
  • Antes de lavarse el cabello, cepíllelo bien y desenrédelo. El cepillo estimula la piel del cráneo y desprende las célu­las muertas. Cuando esto ocurre, el ca­bello queda mucho más limpio y lustro­so después del champú.
  • ¿Está su cabello sucio, pero no tiene tiempo de darse un champú? Riegue sobre él un poco de soda de hornear o polvos de talco y luego cepille hasta que desaparezca. Los polvos absorberán la grasa y la suciedad acumuladas en el pelo, y éste se verá limpio y fresco. Pero este procedimiento debe llevarse a cabo sólo como medida de emergencia. Si se usa a menudo, puede hacer que el cábe­lo pierda su brillo.
  • La secadora resulta muy útil, pero es mejor no usarla a diario. El pelo pudiera resecarse excesivamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 06/22/2012