Lista de las polkas de polonia

¿A quiénes les pertenece un baile? ¿A quienes lo crearon, o a quienes se han encargado de hacerlo nacional y propio? La polka nació en los tempranos 1800 en la región de Bohemia, en la República Checa; sin embargo, casi diez países del continente americano y otros de la zona europea, la cuentan entre sus bailes típicos.

Su origen estuvo relacionado con los movimientos sociales y políticos que vivía Europa durante la primera mitad del siglo XX. Los instrumentos empleados usualmente para interpretarla son la tuba, el clarinete, el acordeón y el contrabajo. Es un derivado del minueto, y sus compases musicales se dividen en tiempos de ocho.

Su ejecución se basa en taconeos, golpes bruscos y evoluciones rápidas, que requieren firmeza a la hora de bailar tanto en grupos como en parejas. A los pocos años de su nacimiento ya contaba con una ganada popularidad en Europa y América.

La polca, o purahéi, de Paraguay –uno de los países que incluyen el ritmo entre sus tradiciones- a pesar de mantener el nombre, no coincide en el ritmo, la melodía, la armonía o el contrapunto. Por el contrario esta versión paraguaya combina los ritmos ternarios, los binarios y las síncopas.

Un poco más al sur, se encuentran otras opciones del estilo musical bohemio. Argentina ostenta tres tipos de polca según la zona geográfica en la que se encuentre: la polca, de compás binario, que se hace en el centro del país; la polca correntina, que se vuelve más lenta que la original o adquiere un compás ternario; y la denominada polquita rural, que se distingue por su sencillez danzaria y musical.

No obstante, es Estados Unidos donde la presencia de la polca adquiere matices más profundos. Llegó al norteño país gracias a los inmigrantes europeos y aunque suele asociarse con la época pre-segunda guerra mundial, lo cierto es que en la actualidad todavía cuenta con numerosos seguidores.

Cada región presenta diferencias en la interpretación aunque a todos los une el sentimiento étnico y la procedencia de una raíz común. De todos los géneros y sub-géneros que pueden encontrarse en el país la polka polaca-americana es la que ha subsistido en el gusto popular hasta la actualidad.

Un dato curioso: “polish polka”, o “polca polaca”, como se conoce en Estados Unidos, nunca se ha bailado en Polonia. Se refiere al género que adoptaron las bandas musicales de la época, las cuales lograron gran popularidad gracias a las versiones que hacían de canciones conocidas, en tiempo de polka. Un claro ejemplo fue la agrupación Toledo Polka Motion.

En Noruega y Suecia también aparecieron variaciones de la polka que, aunque bastante alejadas en sus pasos de la versión original, mantienen el espíritu del género.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013