Divertidos juegos de baloncesto para niños

El baloncesto consiste básicamente en introducir un balón dentro de un canasto. Se dice fácil, pero su práctica oficial requiere de amplias canchas con superficies de madera o sintéticas bien marcadas, sólidos poltrones con aros reforzados y tablas de rebote perfectamente diseñadas, además de una pelota de cuero o vinyl que cumpla los parámetros de peso, medida y rebote.

Pero cuando hay niños y algún espacio libre en el patio o el portal de la casa, se puede improvisar un divertido juego de baloncesto de muchas maneras. Una de ellas consiste en atornillar a una pared algún elemento redondo por donde colar la pelota con que se cuente.

Habrá que considerar el tamaño de esta y la edad de los niños para determinar la altura de la cesta. El aro construirse con un alambre fuerte doblado sobre sí mismo, la boca de un balde plástico o un pedazo de manguera plástica semirígida unida por sus extremos con algún entredós.

Si logramos tejerle al aro un trozo de maya de cualquier tipo para que la pelota caiga más verticalmente cuando alguien la enceste, habremos otorgado un toque más “profesional” a la instalación.

El juego puede organizarse, según la cantidad de niños y el tipo de balón con que se cuente, en forma de tiros libres al aro o juego a presión. La primera opción es la más socorrida, pues difícilmente se reúnan en casa un grupo de niños con aptitudes, edades y conocimientos técnicos similares como para jugar un partido sin que devenga un caos.

De todas formas, una competencia de tiros al aro, por ejemplo, desde cuatro o cinco posiciones, resulta estimulante y desarrolla las capacidades motoras de los muchachos en medio de una garantizada diversión.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 06/22/2012