Cómo hacer disfraces de circo

El disfraz de circo más típico es el de payaso, los míticos payasos que bajaban de un coche en miniatura por decenas tiene muchos matices y estilos, pero a fin de cuentas un payaso en un niño por ejemplo tiene que tener colores extremadamente vivos y muy bonitos, con formas circulares y rectangulares hechas a base de telas de otros disfraces o incluso de ropa usada que no vayamos a volver a utilizar.

Los payasos también tienen que llevar un sombrero o gorro de estilo arlequín, también lleno de colores y a poder ser a juego con el traje del propio payaso. Siempre se caracterizan por llevar también cosas divertidas y graciosas, como rosas que echan agua o anillos que hacen lo mismo, instrumentos musicales o artículos como bicicletas en miniatura que serían tal vez más difíciles de utilizar para un niño pequeño.

Podemos comprar el disfraz o hacerlo nosotros mismos, lo realmente importante es llevar también unos grandes zapatos que nos hagan ver como payasos. Un color rojo vivo en los zapatos y nos cordones muy llamativos serán ideales para este disfraz. Otra de las grandes características de los payasos son el maquillaje blanco con determinados coloretes rojos por ejemplo, así como un pelo rizoso muy largo que parezca alocado, y a poder ser si es de colores muy vivos y a juego con el disfraz, mejor.

Algo que podemos hacer mientras nos vestimos de payasos, o de cualquier personaje circense es tocar algún instrumento, hacer juegos de magia o malabares con pelotas o incluso con fruta.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012