Cómo hacer un disfraz de Tucan

El tucán es un animal divertidísimo y sin duda alguna constituye una gran elección a la hora de disfrazar a los más pequeños de la casa, así como a los mayores. Si queremos un disfraz de tucán debemos recordar el gran abanico de colores que luce tanto en sus plumas como en su pico, pero también la distribución de los colores en el propio animal, ya que predominan los colores verdes y rojos en la panza pero la espalda (la parte trasera del disfraz) tendrá que ser de color negro, y también lo será la parte trasera de la cabeza.

Para simular el pico podemos utilizar nuestra propia cara, la cual al ser maquillada de muchos colores parecerá el pico de un tucán, pero sin dejar de olvidar la zona de la papada (tanto si la tapamos con ropa como si no), que tendrá que ser blanca totalmente, contrastando con la espalda y cabeza del pájaro. Las plumas podemos hacerlas con tela normal o con fieltro, siempre con muchos colores y una notable abundancia del negro y del blanco en las partes de la espalda y la parte superior del pecho.

Para simular las plumas podemos recortar retales de tela de colores en forma de triangulo y coserlas alrededor de una prenda vieja que queramos utilizar para ese fin. Con un trozo de tela naranja sobrante podemos recubrir unos zapatos o botas para que parezcan las patas del animal, dibujando sobre ellas unas pequeñas garras, teniendo en cuenta por supuesto que un tucán no es un animal agresivo y por lo tanto no merece unas grandes garras que den cuenta de su ferocidad.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012